SP: Skip to main content
SP: Select language

Mantenerse saludable para niños

Mantenerse saludable para bebés y niños pequeños

staying-healthy-children

En los meses desde el nacimiento hasta los dos años, su bebé está creciendo, cambiando y aprendiendo a un ritmo asombroso. Es importante que los bebés y los niños tengan controles médicos regulares.

Su médico comprobará que su bebé está sano. El médico controlará la altura y el peso de su hijo y buscará signos de problemas en el desarrollo. Su bebé también recibirá inmunizaciones (vacunas). Estas ayudan a proteger contra enfermedades infantiles graves. Si su bebé no está creciendo como se esperaba o tiene otras necesidades especiales de atención médica, el médico puede sugerir un tratamiento.

Los controles y las vacunas del bebé sano son tan importantes como llevar a su bebé al médico cuando está enfermo. Detectar un problema de salud temprano puede evitar que su bebé desarrolle problemas más graves en el futuro.

Más información

Vacunas e inmunizaciones

Atención dental

Salud y bienestar

Mantenerse saludable para niños

Entre los 2 y 5 años

Asegúrese de que su niño reciba exámenes preventivos para niños e inmunizaciones (vacunas/inyecciones). A medida que su hijo pasa más tiempo fuera de casa, existe un mayor riesgo de contraer enfermedades como la gripe. Usted puede ayudar a su hijo a mantenerse sano al mantenerse al día con las vacunas y enseñarle buenos hábitos de salud.

Pueden hacer cosas divertidas juntos, como leerle a su hijo sobre cómo mantenerse saludable. Planifique una hora o más de actividad física todos los días. A medida que su hijo se vuelve más activo, también aumenta el riesgo de accidentes. Aprenda cómo hacer que su hogar y su automóvil sean seguros para su ocupado niño de edad preescolar.

También es hora de preparar a su niño para la escuela. Debe tener un examen físico y estar al día con las vacunas para comenzar la escuela preescolar o primaria. Hable con el médico de su niño para encontrar cualquier problema de visión, audición o habla u otras necesidades especiales de atención médica. ¡Esto ayudará a que su hijo tenga un buen comienzo en la escuela y esté listo para aprender!

Entre los 5 y 10 años

En estos años, la escuela se convierte en una parte muy importante de la vida de su niño. Es importante hacerle exámenes y vacunas de refuerzo con regularidad. Los cambios en la visión o la audición pueden ocurrir a cualquier edad. Su niño debería recibir evaluaciones periódicas para asegurarse de que pueda oír al maestro y ver la pizarra. El médico o la enfermera de su niño le harán estas pruebas y le darán las inyecciones durante los exámenes preventivos para niños.

Sentarse demasiado en la escuela y en casa puede provocar obesidad y otros problemas de salud. Más del 18% de los niños y adolescentes se enfrentan a la obesidad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Es mejor que los niños sigan una dieta saludable y realicen de 30 a 60 minutos de actividad física todos los días. Intente que sea un momento en familia. Salga con su niño en bicicleta, también puede practicar baloncesto, patinaje sobre ruedas, natación o simplemente salgan a caminar juntos. Ambos estarán más sanos si lo hacen.

Más información

Vacunas e inmunizaciones

Atención médica

Atención dental

Recursos para familias

Mantenerse saludable para preadolescentes y adolescentes

¡Su hijo está creciendo y se está volviendo más independiente y responsable! Pero los padres aún deben ayudar a sus hijos mayores a recibir atención médica y a tomar decisiones saludables.

Algunos preadolescentes y adolescentes actúan de manera arriesgada. Por ejemplo, 8 de cada 10 fumadores adultos comenzaron antes de los 18 años. Los adolescentes no saben lo adictivo que es realmente fumar. Con el tabaquismo y otras opciones no saludables, los adolescentes no siempre saben que están tomando riesgos.

Una parte importante de ayudar a sus hijos mayores a tomar decisiones saludables es hablar con ellos. Hablar con su hijo sobre las relaciones, internet, el alcohol, el tabaco, el manejo, las drogas y otros temas difíciles ayudará a su hijo a informarse y tomar mejores decisiones. Muchos niños tienen miedos y ansiedades o se sienten tristes y desesperanzados de vez en cuando. Hable abiertamente con su hijo sobre la salud emocional y la depresión, y escuche sus preocupaciones.

Más información

Vacunas e inmunizaciones

Atención médica

Atención dental

Crecimiento

Recursos para adolescentes y padres

Download Acrobat ReaderDescargar Acrobat Reader.